27 jul. 2010

Con el andar de la chata, los melones se acomodan.

Después de unos cuantos años de políticas equivocadas en cuanto "al tema de la carne", la situación comienza a decantarse.
Sabido es, que "a la larga el mercado siempre corrige". Y ahora estamos viendo el resultado de dicha corrección.
Tras años de pesos mínimos de faena, cierres de exportaciones, listas de precios máximos
pasadas por fax a liniers y subsidios a los firló (y sequía mediante) el cuadro de situación se
describe con menores existencias, menor consumo per cápita, cuota hilton incumplida, disminución de la faena y frigoríficos en problemas.
Los precios, que (siempre que los dejen) suelen reflejar toda la información del mercado,
muestran justamente eso. Por moderada que sea la oferta de hacienda para faena, los máximos son los que están y nadie tiene resto para jugarse a mas.
Calladitos se han quedado los que auguraban un aluvión de hacienda gorda a corral. Aparentemente, los firloteros andan complicados para meter hacienda a engorde y trabajan a media máquina. Tampoco aparece la carne importada que iba a deprimir los precios.
Finalmente, parece que el genio de la planificación económica de la secretaría de comercio se dio
cuenta que era mucho un 15% de retenciones y ha decidido hacerlas móviles, según una fórmula
polinominal (que contempla el precio de los embarques de exportación y la intención de voto del
candidato del FpV).
Habrá que verlo como caso piloto. ¿Pa que catzo tener menos retenciones si las exportaciones
están cerradas? Ojo, tampoco es para nada útil eso de tenerlas medio abiertas y medio cerradas.
El comercio internacional tiene reglas de juego mas parecidas a las de los países civilizados que
a las de las monarquías electivas que tenemos en el cono sur.

Dicho todo esto, veamos que pasó la semana pasada con los precios promedio del mercado de liniers:


Como verán, no hay grandes novedades. La vaca sigue tirando sin prisa ni pausa (pero acelerando). La vaquilla sigue siendo castigada por los compradores que no quieren pagar grasa a precio de carne. (Delicias del peso mínimo de faena y el engorde a corral).


Un montón de vacas y terneros... quizás una composición de la oferta mas apropiada para una feria de invernada y cría que para un mercado de faena. Entre vacas y vaquillonas un 47% de la oferta... y algo mas de la categoría terneros (que es terneros/as).

Para cerrar, la evolución de los precios promedio semanales desde enero del 2009 hasta el viernes pasado:



Quedando a sus ordenes, me despido. Pasenla lindo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario