16 oct. 2014

Un gráfico y cuatro canales

Se vino la bajante de la hacienda y vuelvo al blog. Ni se sienten que va a ser cortito, como escupida e músico.
Ni sueñen que les voy a decir "Se los dije". Veamos hasta donde puede bajar la hacienda, que es lo importante en este momento.
Si, lo importante es eso. No exportamos un pomo, así que de la cuota 481 se ocupe otro. El precio de la invernada entró a subir justo cuando no había más invernada para vender, así que ni mirarlo. Y, como si todo esto fuera poco, ya avisaron que pal año que viene van a faltar 600 mil terneros (Así que vamos a ser más pobres). Cada vez se faenan menos novillos. Debe ser que nadie hace más novillos. Debe ser que no es negocio hacer novillo. No importa.
El gráfico de arriba corresponde al precio promedio diario de las categorías terneros y terneras en el mercado de hacienda de Liniers.
La elección de la categoría no es casual: Si bien no es la categoría más faenada, es la que mejor está representada por el promedio de Liniers. Tanto porque la cantidad rematada de cabezas es más significativa frente al total faenado, como por su distribución de lotes frente al promedio. Esto último viene siendo algo así como "La mayoría de los lotes de terneros y terneras se venden  precios similares al promedio, no como otras categorías en las que el promedio es un punto entre grupos de cotizaciones más altas y más bajas".
Por último, esta es la categoría de consumo "top", la más cara, la más fina, la "premium" o como quiera llamarse a la que pone techo, en general, a la cotización del mercado.
Tampoco es casual la elección del mercado de Liniers: Es la única referencia de precios de hacienda gorda, más o menos, aceptable que tenemos en la República Argentina. Si bien no representa más del 15% de la faena, es lo que hay.
Al gráfico:
En la captura de pantalla he marcado 4 canales por los cuales ha discurrido el precio promedio en los últimos 3 años.
Lo de los canales no es mágico, es solo memoria colectiva. El techo del canal es un precio en el cual los compradores piensan "¡Che, me están vendiendo caro!" y el piso del canal es un precio al cual piensan "¡Uy, que barato estoy comprando!". Personalmente, no creo que la generalidad de los engordadores puedan pensar demasiado en los precios. Sospecho que están demasiado ocupados en otras cosas, como balancear las dietas, buscar toros de razar raras para mejorar el marmoreo, sacarle semen a terneros de 5 meses y tal y tal.
Pero, volvamos a los canales:
El más antiguo, en celeste claro, fue superado hace un año ya y de volver a él nos dejaría las cotizaciones entre 8,50 y 12 pesos. Claro que este escenario sería por demás pesimista y poco probable. De hecho, con una inflación del 40 por ciento, volver a cotizacones entre 12 y 17 pesos sería equivalente en términos de poder adquisitivo.
El siguente canal, en azúl, arrancó a fines de 2012 y terminó y fue abandonado a principios de este año. Su proyección induca que de volver a él, las cotizaciones se ubicarían entre 12 y 15 pesos. Este escenario, creo, es preferible a la actual situación de precios descendentes, y lo considero bastante probable.
El canal amarillo, que se inició en octubre de 2013 y duró hasta el mes pasado, definitivamente es cosa del pasado. No solo porque no parece haber fuerza en el mercado para contrarrestar la actual baja: Volver a él implicarían subas de, al menos, 2,50 pesos en el próximo mes.
Por último, el canal rojo iniciado a principios de año y que también fue abandonado a la baja el mes pasado. Que los precios promedio volvieran a él sería una opción más posible que la descripta para el canal amarillo y más optimista que la descripta para el canal azul. Las chances que esto ocurra también son pocas con la demanda floja que tenemos.
Habiendo dicho esto, me retiro.
Ojalá no sea nada.