25 mar. 2012

Lo que viene, puede ser maravilloso...

Algo tendré que hacer con mi viejo gráfico del Indice General del Mercado de Liniers. El techo del canal ya tiene varias perforaciones y no vendría mal agregarle un sobretecho (antes que lleguen las heladas, quizás).
Por ahora lo dejo como venía, ya que la tendencia de precios sigue siendo la misma, o sea: Para arriba, la perspectiva de mínimos siempre superiores a 7 pero con máximos que no se limitan a los 9.3 (ni a los 10).


Todo muy bonito, si no consideramos que uno vende un novillo y le pagan con un cheque que luego canjearemos por un montón de papelitos pintados que ya ni se preocupan por mentiernos que son "convertibles y de curso legal".
Si a los valores del IGML los ajustamos por el índice que publica inflacionverdadera.com, tomando diciembre del 2007=100, tenemos un poanorama completamente distinto: La cantidad de cosas que hoy podemos comprar con un kilo de hacienda en promedio viene en descanso desde noviembre de 2010. A ojo, podemos decir que hoy los 9 pesos que marca el IGML equivalen a 3.5 mangos de diciembre del 2007.



Pasemos ahora a las categorías mas relevantes (tanto como para tener una idea de los precios).
El consumo, cuanto mas liviano mas firme anda en su tendencia alcista. Así tenemos a los novillitos de menos de 430 kilos que parecen haber tomado impulso para superar su techo de 11 pesos, mientras los novillos de  431/460 lucen afirmados sobre los 10 mangos mientras eesperan que los novillos de mas de 461 reviertan en estas semanas el rebote que pegaron contra los 10 pesos. Aparentemente, los pesados no están muy demandados.


En cuanto a las vacas, a pesar que se va recomponiendo el precio, los valores siguen siendo bajos (si consideramos lo que han subido las demás categorías) y apenas similares a los que tenían en Octubre de 2010 en el caso de las vacas buenas. Peor están las regulares y las conservas que están en valores muy inferiores a los de hace 18 meses. Con las primeras heladas a punto de llegar, el volumen de vacas llegando al mercado va a aumentar en los próximos meses. Ahí veremos si la relación de precios entre novillos y vaca se mantiene (lo que implica que baje el novillo) o si el consumo especial divorcia sus precios del consumo popular. Alquilen sus plateas.


Quedando a su disposición, me despido hasta otro momento.
Saludos.