27 mar. 2013

El hambre




Primero: Un poco de música para ponernos en onda: Alpha Blondy - Politiqui

Acá, un tal Jim Borel dice que:


It’s estimated that 850 million people in the world suffer from chronic hunger. What’s hard for many people to believe is that 650 million of those are farmers who can’t grow enough food to feed their familias.


Eso en criollo viene a ser algo así como:

Se estima que 850 millones de personas sufren hambre crónica en el mundo. Lo que es difícil de creer para mucha gente es que 650 millones de estos son granjeros que no producen suficiente comida para alimentar sus familias.

Acá, la FAO amplía un poco sobre el tema:

La mayoría de las personas que no tienen lo suficiente para comer vive en las comunidades rurales pobres en los países en desarrollo. Muchas no tienen electricidad ni agua potable. La sanidad pública, la educación y los servicios de saneamiento son, a menudo, de baja calidad.
Las personas del mundo que pasan más hambre y están más expuestas a la inseguridad alimentaria están a menudo directamente involucradas en la producción de alimentos. Cultivan pequeñas parcelas. Crían animales. Pescan. Hacen lo que pueden para proporcionar alimentos a sus familias o ganar dinero en el mercado de productos locales.
Muchos no tienen terrenos propios y trabajan a sueldo para obtener dinero suficiente con el que salir adelante. A menudo el trabajo es estacional, y la familia debe desplazarse o separarse para ganarse la vida.
Resulta difícil y complicado ahorrar dinero para situaciones de emergencia. Incluso cuando hay suficientes alimentos, la amenaza del hambre está siempre presente.

¿Es demasiado aventurado suponer que parte de los tipos que pasan su vida cagados de hambre en las zonas urbanas, provienen de zonas rurales? Digo: Una especie de “Dios está en todas partes, pero atiende en Buenos aires” pero a escala global. Un “Tengo mas chances de morfar todos los días si me voy a la city”. Lo dejo y sigo...

¿Que se puede hacer para ayudar a esta gente?


1.       El enfoque progre falopa, tan de moda en estos días, señala que hay que mantener los precios de los alimentos bajos. Esto tiene algunos inconvenientes:
Uno: Mantener el precio de los alimentos bajos, justamente para ayudar a gente que produce alimentos... es medio una gansada. Casi una reducción al clientelismo de plan social.
Otro: Si consideramos que estas personas viven con 1 o 2 dólares por día ¿Cual debería ser el precio del trigo en Quequén para que (Flete e impuestos incluido) el señor Yogurtu Unghe de la república Centroafricana pueda comer todos los días? A ese precio del trigo ¿Quien sembraría? O mejor ¿Cuantas hectáreas se sembrarían?
2.       El enfoque desarrollista, o asistencialista-no-demente sería ayudar (mediante educación, tecnología, insumos, etc.) a estos campesinos a obtener mayores producciones, y de ese modo salir de pobres. No es mala, eh... pero ¿Que hacemos con el precio?
3.       La capitalista salvaje: Dejar que los precios de los alimentos aumenten. De este modo lo que producen los grajeros pobres vale mas.

De hecho, se ha venido dando una combinación de estas dos últimas en el África Subsahariana (Capital mundial del tipo con hambre).
Los precios de los alimentos han venido subiendo en todo el mundo. Luego discutimos hasta donde es culpa de China e India por crecer; hasta donde es culpa de los pitiyankis de la FED por dólar débil; hasta donde es culpa del fin de la política agrícola común europea que le aflojó a la subsdicuiltura del viejo continente y hasta donde es culpa de los especuladores malos, malos, malos...

Fuente: Index Mundi


Y los granjeros han venido incorporando nueva tecnología, y de este modo mejorando su productividad:
Fuente: USDA

 

Lo cual hizo que bajara la pobreza:

Fuente: Banco Mundial


Por eso, la próxima vez que escuche a alguien decir “Hay que mantener los alimentos baratos, para ayudar a los pobres” es muy posible que lo mande al carajo.

17 mar. 2013

La barrera mental

¿Me crees si te digo que escribo estas líneas sin enojo? Creeme, lo hago con una sonrisa resignada.
No se si leíste "Graves problemas al correr la barrera sanitaria" 
De entrada, aclaro, que no pienso meterme con el tema de la barrera. Solo quiero hacer algunas apreciaciones sobre la declaración del Ministro de agricultura: "..la carne no tenía por qué aumentar y que mandaría a la AFIP a fiscalizar a frigoríficos".

 Primero: No, ya se que no es fascismo. El fascismo mata gente. Esto es otra cosa. Es un simple apriete desde el estado a un empresario para que haga algo contrario a sus propios intereses. Nada que no hayamos visto una docena de veces. Parece que Guillermo Moreno hace escuela en el manejo de las relaciones estado/empresas.
Por alguna extraña razón me siguen llamando la atención estos detalles.

 Segundo: El señor ministro presupone que el frigorífico anda flojo de papeles y le ofrece impunidad a condición que no suba los precios. A plena luz del día. Si el frigorífico no anda flojo de papeles ¿Que sentido tiene la amenaza? Bueno, esto se parece bastante a lo que denominan "Capitalismo de amigos", o eso me parece a mi.

 Tercero: Hay algo que no me termina de cerrar en el razonamiento: Si un frigorífico evade, está en condiciones de mantener similares márgenes, aún vendiendo a precios menores que un frigorífico que no evade. Entonces: ¿No sería mejor que le mande la AFIP a aquellos que no aumenten los precios?
Claro, me olvidaba: Acá la onda es bajar los precios, no combatir la evasión.

 Cuarto: Visto y considerando que el mercado patagónico de carne son cuatro gatos locos (mis disculpas, no es mala onda, pero es la verdad) ¿Ni se les ocurre sacarle el IVA a la carne para compensar el efecto "cacería en el zoo" generado por la bendita barrera? El estado dejaría de recaudar unas chirolas y el consumidor podría comprar mas barato.

Me parece que todo el problema de la barrera, es mental... en mentes que creen que el apriete y el acomodo pueden ser parte de las políticas públicas.

13 mar. 2013

El blues del someca





Desde el mas básico sentido común, la venta de maquinarias puede ser un indicador interesante de la realidad económica del sector agropecuario. Mas precisamente del sector agrícola, porque los ganaderos podemos pasar un rato largo con el mismo tractor. Ojo, no es que no nos gusten los fierros nuevos, es que por lo general los márgenes no dan pa tanto.
Esta semana aparecieron los datos de venta de maquinaria agrícola del INdEC. (Gracias al amigo Nicolás Razzetti que me los pasó por mail).
De la serie 2002 / 2012 de unidades podemos ver que la cosa se viene poniendo fresca:




Del 2007 para acá el número total de unidades viene cayendo parejito. Esto permite sospechar que:
  1. El sector está gastando menos guita cada año en uno de los rubros mas importantes: maquinarias.  
  2. En la cadena de la maquinaria agrícola (industria típicamente del interior del país) hay menos dinero cada año
  3. Si la tendencia no se revierte, en el futuro podemos encontrarnos con un parque de maquinarias envejecido, y por ende menos eficiente, que el actual.
Todo muy bonito, pero… ¿De cuantos pesos hablamos? Mejor no hablemos de pesos. Hablar de pesos con una inflación que anda en algún porcentaje entre el 10 y el 30 es convertir oxígeno en dióxido de carbono y vapor de agua por deporte.
Restricción a las importaciones mediante, los precios de las maquinarias han aumentado año a año bastante:



Cabe aclarar, por si hiciera falta, que no se trata de los precios de ningún fierro en particular, sino el precio promedio de los fierro vendidos. Por ejemplo: En tractores van los de todos las potencias y tracciones.
El dato no pierde validez por ello. Difícilmente cambie de un año a otro demasiado la participación de cada tipo de tractor.
Habiendo aclarado, sigo…
Ya que no podemos hablar en pesos, mejor hablemos de la relación insumo producto. Para ello tomo prestadas, sin permiso escrito, las series de precios que llevan los muchachos de AACREA:

 
En el último año la capacidad de compra de los tres principales cultivos ha bajado. Que es lo mismo decir que hacen falta mas toneladas de grano para comprar maquinaria. Para ser mas precisos: las maquinarias aumentaron mas que los granos.
Por otro lado, las relaciones de precios actuales no son malas, considerando los datos de la última década.
No hay que pensar demasiado en el tema: Hay otros egresos en el cálculo de rentabilidad agrícola para tener en cuenta: Impuestos, alquileres, demás insumos… todo resta.
Luego, podemos sospechar que reactivar la venta de maquinarias no pasará solo por mejorar el precio final y/o la financiación (que generaría que las líneas del gráfico anterior vuelvan a bajar). Además hará falta que el resto de los egresos bajen, o al menos se mantengan… y el precio no caiga. Demasiados planetas alineados…
Para no hacerla demasiado larga: Amigo industrial metal mecánico, ROEs y retenciones son tus enemigos también. Pensalo. No sea cosa que un día pase de moda esta pérdida de tiempo de vivir con lo puesto.
Ahora, me voy cantando:

Mi amor, la trilla convencional es fiebre,
es oración, cilindro, cóncavo y buena suerte
que esta invitando a zarandear.
Otra vulgaridad social igual,
siempre igual, todo igual, todo lo mismo...
 
Mi amor, la doble disco no es fantástica,
no es tormenta mental que da el rinde loco;
es cosecha gruesa y oscuridad,
y el chasquido del Vigía que quiere proteger
ese grito que no es todo el grito.
 
Mi amor, la doble tracción es fanática;
ha visto tanto peludo muerto,
tanto tolvero enloquecido,
que ya no puede soportar
la pendejada de que todo es igual,
siempre igual, todo igual, todo lo mismo... 

Adaptación libre, y sin capataz, de Blues de la libertad (Patricio Rey y sus redonditos de ricota)

10 mar. 2013

La ilusión del billete

En lo que va del año, el negocio ganadero ha sostenido la tendencia alcista de precios iniciada en noviembre del 2012. Dicha tendencia solo fue puesta en duda durante el clásico bajón de fin de año y por cierta abundancia de hacienda en las últimas semanas de febrero. Al menos, eso podemos pensar a la vista del promedio general del mercado de Liniers.


La dinámica de la hacienda especial ha sido parecida en los últimos dos años. Esto es: Alzas desde enero hasta abril y luego descensos mas (2011) o menos (2012) moderados hasta fin de año. Viendo el nivel de precios alcanzados hasta el momento, esperemos que quede bastante recorrido alcista, ya que los valores actuales son bastante parecidos a los del año pasado.


Distinto es el caso de la vaca en Liniers. Las regulares y conservas tienen tendencia bajista desde mediados del año pasado, tal como es habitual por su estacionalidad de oferta. Se espera que comiencen a recuperar, al menos en parte, a partir de abril/mayo. Esto sería fundamental, teniendo en cuenta que los mejores valores alcanzados en 2012 fueron inferiores a los de 2011.
Las vacas buenas intentaron acompañar el alza de las categorías especiales, pero rápidamente se toparon con el techo y en las últimas semanas han vuelto a bajar. Techo, que cada vez parece estar mas bajo, dicho sea de paso.


En lo que respecta a la invernada, el primer remate del año del ROSGAN mantuvo valores similares a los que se venían manejando desde... el 2010, mas o menos. El promedio del ternero en 12 pesos parece que ya es un clásico. En este caso no hay tendencia y parece que la mayor o menor oferta en los remates tampoco mueve los precios.


Todo lo anterior, dicho en pesos billete. Para ser correcto en el análisis cabe recordar que el poder de compra de un kilo de novillo de hoy es muy inferior al que tenía hace un año. Por ejemplo, el promedio de Liniers la 1er semana de 2011 fue 7,28 $/Kg. Ajustando por el índice que mide inflacionverdadera.com, los 8,66 $/Kg de promedio de la semana pasada permiten comprar hoy las mismas cosas que hace dos años comprabas con 5,42 $. Esto es una pérdida de poder de compra superior al 30 %
Mientras la cotización en pesos nos hace creer que la tendencia es alcista, al ajustar por inflación se ve claramente que la tendencia de fondo es a la baja y la actual neutra.



El refugio tradicional frente a la inflación es el dólar. No es un recurso menor en actividades, como la ganadería, en la que siempre hay que guardar un resto para afrontar los diversos riesgos. Como ya es sabido, no se puede comprar dolares para tal fin (atesoramiento) así que quien quiera cubrirse de la perdida de valor del peso debe recurrir al mercado negro o a el dólar contado con liquidación.
Expresado en dolares extraoficiales el promedio de Liniers es también bajista.
En enero de 2011 ud podía vender su novillo a7,28 $/Kg y con esos pesos comprar 1,77 dolares. Hoy, los 8,66 $/Kg con suerte podrá convertirlos en 1,09 dolares, casi un 40% menos.



En el caso de la cría, el tema tiene mayor importancia. Fundamentalmente, porque los establecimientos suelen hacer pocas ventas al año, lo cual hace que la tenencia de dinero sea mas prolongada que en los engordes. Digamos que la guita va rotando mas lerdo... en un contexto en que no es bueno quedarse con pesos en la mano.
En todo caso, es claro que la tendencia de precios es bien bajista.


Como puede verse, esta temporada será fundamental mantener controlados los gastos. Básicamente: No andar gastando con estos precios en mente, sino con algunos bastante peores.