28 jul. 2012

Peor que hace un año.

Yo, esta mañana, en Agroeventos por LT9.
Gracias a Federico Aguer

27julmononor by Contalito

O pueden leer algo similar en La Opinión Gracias a Elida Thiery

7 jul. 2012

Si todo anda bien ¿Por que esto?

http://www.diariolaopinion.com.ar/Sitio/VerNoticia.aspx?s=1&i=57538

05/07/2012 - Suplemento Rural
LA RECUPERACION CON UN INTERES EN BAJA

El mercado ganadero y la recomposición de los rodeos

Por Matías Sara (especial para LA OPINION). -
¿Cuánto interés hay en el mercado ganadero por recomponer los rodeos de cría?. Para responder, usemos la relación entre los precios de las vaquillonas preñadas y las vaquillonas gordas.
En teoría, cuanto mayor sea el interés, mayor debería ser la diferencia de precios a favor de la preñada sobre la gorda. Cabe señalar además, que esta diferencia de precios actúa como incentivo para quien tiene terneras recriadas a la hora de decidir si engordarlas o entorarlas.
Todos los cálculos a continuación se hicieron en base a datos de AACREA obtenidos de www.aacrea.org.ar en la sección “Agroseries Online”.
Entre el año 2003 y el 2005, hacían falta entre 410 y 460 kilos de vaquillona gorda para comprar una preñada. Durante este periodo las existencias pasaron de casi 55 millones a 57.6 millones de cabezas. Podemos decir que existía en el mercado interés por aumentar los rodeos de cría.
Entre el año 2006 y el 2009, hacían falta entre 365 y 397 kilos de vaquillona gorda para comprar una preñada. Recordemos que durante este periodo se implementaron medidas tales como el peso mínimo de faena, cierres de exportaciones, listas de precios en el mercado de hacienda de Liniers y es coincidente además con una de las peores sequías de la historia. Durante este periodo las existencias pasaron de 58 millones a 48 millones de cabezas. En este caso, claramente no había interés por aumentar los rodeos de cría y la relación de precios así lo marcaba.
Entre el año 2010 y el 2011, la relación fue creciendo de manera constante hasta 540 kilos de vaquillona gorda para comprar una preñada. Este periodo coincide con el fin de la sequía y la explosión de los precios internos de la hacienda. En este caso cabe esperar una recuperación del stock de madres un poco más rápida a la del periodo 2003/2005.
En septiembre de 2011 finalizó una serie de 31 meses de aumento en dicha relación y hasta mayo del 2010 ha caído necesitándose 420 kilos de vaquillona gorda para comprar una preñada. Como se ve, buena parte del incentivo de precios ha desaparecido y si bien la relación vaquillona preñada vs gorda sigue indicando que hay interés, la tendencia ha cambiado y posiblemente esto impacte en la recuperación del stock.
Cabe señalar además, que tres variables centrales le son muy favorables a los engordadores en este momento: Una es el valor de los granos, que influyen mucho en el negocio del engorde y poco en el vientre preñado. La relación de precios Maíz vs vaquillona gorda es la más favorable a los engordadores en lo que va del siglo.
La otra es la relación Ternera de invernada / vaquillona gorda. En este caso los valores son históricamente altos, pero bastante menores a los de los dos últimos años.
La última variable a considerar, y que está a favor de la decisión de engordar, son los plazos de pago. Mucho más largos en el caso de los vientres preñados que en la hacienda gorda. Este punto adquiere fundamental importancia en escenarios con inflación como el actual.
Por lo antedicho, y respondiendo a la respuesta inicial, hay interés en recomponer los rodeos de cría, pero aparenta ser cada vez menor. 
Vaquillonas Gordas y Preñadas by Contalito