9 sept. 2013

Australia con Sequía: Faena y mucha exportación

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), la temporada húmeda australiana 2012-13 fue considerada un fracaso en la mayor parte de Queensland y el Territorio del Norte. Las precipitaciones en el periodo 1 octubre 2012 a 30 abril 2013 fue muy inferior al promedio de las dos terceras partes de todo el continente australiano. Como resultado, el 50 % de Queensland está ahora oficialmente declarada en sequía, lo que da los ganaderos el acceso a la asistencia del gobierno. El Territorio del Norte no declara la sequía de la misma manera, sin embargo el consenso general es que ha sido una muy mala temporada en todo el territorio.
Las precipitaciones en el sur de Australia también fueron en general inferiores a la media en el verano de 2012-13, sin embargo, la región del sur es más dependiente de las lluvias de invierno, que han estado en general en la media, o ligeramente por encima ella. La excepción es Australia Occidental, que recibió precipitaciones más altas que la media de verano, pero más bajas que la precipitación media de invierno.


Estas condiciones estacionales han tenido un impacto directo en el número de ganado a través de una reducción en la alimentación y el agua disponible. Indirectamente, estas condiciones también han afectado el ganado alimentado con grano y las industrias de cerdo a través de mayores precios de los cereales y el aumento de la demanda de alimentos a base de grano.

El informe publicado por el Servicio Exterior Agrario (FAS, por sus siglas en inglés) agrega que antes de la  temporada húmeda 2012-13, el Norte  de Australia había recibido tres buenas temporadas húmedas, lo que había permitido aumentar de manera significativa el número de animales del rodeo. Con el fracaso de la temporada húmeda  2012-13  muchos productores se vieron obligados a adelantar la venta de bovinos jóvenes y reducir el número de reproductores. El flujo resultante de ganado redujo drásticamente los precios del ganado, sobre todo durante el período marzo-mayo 2013, cuando el pico norte y el sur se superponen. En mayo de 2013, en respuesta a la falta de pasturas, el gobierno de Queensland proporcionó permisos de emergencia para permitir el pastoreo de ganado en parques nacionales seleccionados. Los parques nacionales en cuestión fueron previamente establecimientos ganaderos y sólo recientemente habían sido adquiridas por el gobierno como parques nacionales.
Las condiciones de sequía han afectado a un área tan grande en el norte de Australia que son limitadas las pasturas disponibles para el régimen de pensión y muchos bancos se niegan a conceder crédito a los productores para "comprar pasto" mediante la adquisición de tierras adicionales. Como resultado, un número de productores, entre ellos el mayor productor de ganado de Australia, la Australian Agriculture Company (AACo) han recurrido al uso de 'rutas ganaderas 2' públicas para encontrar pasto y arrear la hacienda a los mercados. 


El reporte publicado en la Red Global de Información Agrícola (GAIN, por sus siglas en inglés) señala que el efecto de estas condiciones estacionales y la mayor faena femenina durante 2013 redujo la producción de terneros.
Las cifras oficiales indican que el número total de ganado para faena para el período de enero hasta junio de 2013 fue superior a  4,3 millones de cabezas, 12 por ciento más que el mismo periodo de 2012. La industria frigorífica ha indicado que la capacidad de producción estará asignada íntegramente al menos hasta finales de septiembre, y con feedlots también a plena capacidad, es probable que estos niveles de producción continuarán. Aunque importantes lluvias de primavera podría cambiar esta tendencia si los productores retienen un mayor número de cabezas, en esta etapa se espera que la faena total será de aproximadamente 8,6 millones de cabezas con una producción total de carne vacuna para 2013 cercana a 2,3 millones de toneladas peso constante en canal o res (CWT), el nivel más alto desde 2006 . En 2014 el número de hacienda para faena dependerá en gran medida del resultado de la temporada de lluvias el norte de 2013-14.


La confianza del consumidor australiano está todavía en niveles moderados, con tasas de interés más bajas compensados por cifras de desempleo ligeramente superior. La actual incertidumbre política también ha perjudicado la confianza del consumidor. Por lo tanto, a pesar de que los precios de carne al por menor han disminuido ligeramente como consecuencia del aumento de las tasas de faena, el consumo de carne se ha mantenido igual o ligeramente inferior a los niveles anteriores, señala la autora del informe, Rebecca Gowen.


En cuanto al comercio internacional, el informe destaca que el total de las exportaciones de ganado en pie para el primer semestre de 2013 fue de 350.000 cabezas, cuatro por ciento más que en el mismo período en 2012. La confianza en la exportación de hacienda viva está mejorando con  la apertura de varios nuevos mercados y dos nuevos buques de exportación en pie con una capacidad total de aproximadamente 8.000 cabezas entregados a los exportadores australianos en agosto de 2013. Con el embarques adicional de 25.000 cabezas confirmado a Indonesia y  las
recientes 5.000 cabezas a Vietnam, se espera que las exportaciones totales de 2013 puedan llegar a 620 mil cabezas, casi siete por ciento más de lo previsto anteriormente.
Las exportaciones totales de carne bovina para la primera mitad de 2013 fueron 725.000 CWT, también 12 por ciento más que el mismo periodo de 2012. Japón sigue siendo el mayor mercado de la carne de Australia con el 28 por ciento de las exportaciones totales de carne. Sin embargo, la demanda de carne de res australiana en China ha aumentado rápidamente, desde 49.000 CWT en 2012 a más de 87.000 CWT en el primer semestre de 2013. El factor clave detrás de este fuerte incremento es que tanto el cerdo y las aves de corral han sido recientemente afectados por problemas de seguridad alimentaria que han impulsado a los consumidores a elegir una fuente alternativa de proteínas. La producción de carne es limitada en China, por lo tanto la demanda de las importaciones procedentes de Australia y Uruguay, Nueva Zelanda, Canadá y Argentina se ha incrementado rápidamente. Australia también ha cambiado la forma en que la carne se exporta a China, enviando cortes más grandes, que son objeto de transformación en China. Esto ha permitido a los chinos cortar la carne según sus preferencias y reducir los desechos.
Se espera que la demanda de carne bovina continúe durante el resto de 2013 alcanzando un récord de 1,5 millones de CWT. En la demanda a largo plazo de la carne en China dependerá de la rapidez con que se resuelvan los problemas de seguridad alimentaria con carne de cerdo y aves de corral y la medida en la que los consumidores hayan adquirido un gusto por la carne bovina durante este tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario