8 sept. 2012

Menos exportación, mas carneada. Igual: menos precio.

Share photos on twitter with Twitpic

Según datos del IPCVA, durante el primer semestre de 2012 se faenaron 5.640.898 cabezas bovinas, 272.994 más que en el primer semestre del año pasado. De mantenerse este ritmo, es esperable que para fin de año se superen 11.057.891 cabezas faenadas en 2011 al menos en un 5%.
Considerando que con las 11.882.714 cabezas faenadas en 2010 las existencias cayeron casi en 1 millón de cabezas, no se deberían esperar grandes incrementos en el stock ganadero para el 2011 y menos para el 2012.
La producción de carne fue de 1.265.712 toneladas, 38.821 más que durante el primer semestre del año pasado (o en términos porcentuales un 3,16%). Considerando que de lo producido sólo se ha exportado el 9,58%, mientras en 2011 se exportaba un 11,24% entendemos que la oferta de carne local es muy superior a la del año pasado.
Respecto del primer semestre del año pasado la cantidad de novillos faenados bajó 6% y la de novillitos 3,3% y aumentó la de terneros un 29% y terneras 9%. Cabe resaltar el aumento de la faena de terneros.
Son 237.563 terneros más que en el primer semestre del año pasado, unas 43.340 toneladas de res con hueso.
Aparentemente, a medida que la exportación pierde protagonismo en el mercado de carne la producción se enfoca en animales más livianos, de acuerdo con el gusto del consumidor local, pero lejos de permitir aumentar la producción de carne por cabeza.
La faena de hembras total, que según muchos analistas debe mantenerse debajo del 43% para que el rodeo nacional crezca, se ubicó en el mes de junio en un 41,5% y viene creciendo desde octubre de 2011 cuando llegaba a un mínimo de 37%.
En lo que refiere a los precios de la hacienda gorda, durante la semana del 6 al 10 de agosto, el promedio general del mercado de Liniers fue 7,693; apenas un 0,4% mas que la semana precedente y un magro aumento considerando que entraron 21 mil cabezas, un 17% menos que dicha semana.
Todas las categorías retrocedieron en sus cotizaciones promedio, salvo las vacas que se pagaron 5,96 las buenas, 5 las regulares y 4,5 pesos por kilo las conservas buenas.
Los novillos se pagaron en promedio 5,606 pesos por kilo retrocediendo 21 centavos respecto a la semana anterior y acumulando un 20% de descenso desde mediados de abril. Los novillitos 9,116 pesos por kilo, 33 centavos menos que la semana precedente. Los terneros 9,904 pesos por kilo, perdiendo 24 centavos respecto a la semana anterior y acumulando un 24% de descenso desde la primer semana de abril.
Casi toda invernada que se negoció en el Rosgan obtuvo en valores superiores a los del mes pasado. Los terneros se pagaron en promedio 12,21 pesos por kilo, un 4% más que el mes precedente; las terneras 11,47 un 3,7% más y los lotes de machos y hembras 11,42 un 2,2% más también.
En cuanto a la hacienda de cría, los vientres con garantía de preñez se pagaron en promedio 3.190 pesos por cabeza, un 6,5% menos que el mes pasado.
Así las cosas, sólo cabe esperar que las lluvias se generalicen y la llegada de la primavera ponga a trabajar las pasturas para que la oferta retroceda y los precios se afirmen. Ya sabemos que los costos suben sin descanso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario