12 ago. 2012

Al menos una buena

Al menos una buena


1erAgostomono by Contalito



El mercado de Liniers comenzó el mes de agosto con una buena noticia, está entrando menos hacienda en general y menos vaca en particular.
Esto empujó las cotizaciones de la vaca buena a 5,88 las regulares 5 y las conservas buenas 4,04 pesos por kilo. Estos valores son inferiores a los que se pagaban un año atrás y se mantienen en la tendencia bajista de mediano plazo en que vienen desde octubre, pero al menos moderan el ritmo de su caída.
Ahora resta esperar que, como sucede cada año al aproximarse la primavera, los precios comiencen a subir. Es claro, que con el calendario solo no bastará, además harán falta buenas lluvias y temperaturas mayores.
Los novillos y novillitos también están moderando su volumen en el mercado y se negociaron en promedio a 8.55 y 9.44 pesos por kilo, respectivamente. Por el contrario, los terneros aumentaron sus ingresos y se pagaron en promedio 10.15 pesos por kilo, acumulando así una baja de 1.50 pesos desde la primera semana de abril.
Según Entre Surcos y Corrales, la invernada se va acabando y los precios se mantienen en los mismos valores promedio del mes pasado, terneros de menos de 160 kilos 12.70; de 160 a 180 12.30; de 180 a 200 11.60; de 200 a 230 11.20 y de 230 a 260 10.60 pesos por kilo.
Podemos ver con esto, que mientras el gordo ha venido bajando, la invernada no lo ha hecho. Esto se explica considerando que el promedio histórico de la relación de precios entre gordo e invernada es 1.1 kilos de gordo para comprar 1 de invernada y en los últimos tiempos se estaba pagando mucho mas que eso. Según datos de AACREA, en lo que va de la década el promedio fue de 1.4 con un máximo en diciembre de 2011 de 1.6 kilos de novillo para comprar un kilo de ternero. El último dato disponible de dicha serie, junio de 2012, es 1.22 e indica que la tendencia ha cambiado y los engordadores ya no están dispuestos a pagar tanto por los terneros como hace un año atrás.
También según datos de AACREA, en noviembre de 2010 con lo que valía un kilo de ternero de invernada alcanzaba para comprar 3.13 litros de gasoil y en junio de 2012 solo compra 1.93 litros y su tendencia es a la baja. No está de mas recordar que el gas oil no sólo influye en los costos de labranza y transporte del establecimiento; además influye en los fletes de la hacienda que sale y de los insumos que entran al campo.
En este escenario, los establecimientos de cría no deberían esperar mejoras en los precios recibidos, pero sí aumentos en sus costos o sea un negocio con márgenes mucho mas ajustados de los que hemos visto del 2010 hasta ahora. Que una vaquillona preñada valga aproximadamente 350 kilos de ternero, que es el promedio histórico, cuando hace un año valía por encima de 410 kilos, es consistente con este futuro ajustado que se presenta a la actividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario