23 abr. 2013

Mercado saturado

Mercado de Liniers S.A. Precios promedio semanales

Los precios promedio de los terneros y novillitos gordos, en el mercado de Liniers, arrancaron este año con fuertes subas. Con la llegada del otoño, parecen haber alcanzado sus máximos. En 2011 y 2012 el comportamiento fue similar. Similar, pero no igual. El máximo de de 2012 fue casi un 20% superior al de 2011, en cambio, en 2013 estamos entrando al otoño con valores iguales o un poco menores a los de 2012.
La tendencia  de fondo que impulsaba los precios de la hacienda, medidos en moneda corriente, está perdiendo fuerza o ha desapareciendo.Esto es consistente con los datos de oferta de carne publicados por CICCRA: En el primer trimestre 2011 el consumo total de carne era de 501 mil toneladas de res con hueso, en 2012 fue de 585 mil y en 2013 634 mil.
El mercado se llenó de carne y esto impide que los precios avancen. En los dos últimos años, los precios promedio de los terneros y novillitos tuvieron tendencia bajista una vez superado el mes de abril. En 2011 los novillos, o se la hacienda mas pesada, no copió este comportamiento y siguió subiendo hasta fin de año. El año pasado, por el contrario, se desplomó junto con los livianos.
Teniendo en cuenta datos del último informe de CICCRA y recordando que la exportación compra animales pesados, esto puede explicarse viendo que las exportaciones en 2011 fueron al rededor del 10% de la faena total y en 2012 bajó al 7%. En los 3 primeros meses de este año, se exportó el 6.7% de la faena total. Por ello, es esperable que el comportamiento de precios sea mas parecido al del año pasado que al del 2011.
Entre Surcos y Corrales Precios promedio semanales

Distinto ha sido el comportamiento de los precios promedio de la hacienda de invernada. Salvo variaciones leves (50 centavos mas, 50 centavos menos), los precios de los terneros son los mismos desde 2011. Esto, en combinación con la dinámica que contaba antes de los precios de la hacienda gorda, va llevando al criador a una situación en la cual cada vez se queda con una parte mas chica del negocio. Al igual que en marzo del año pasado, puede comprarse un kilo de ternero de entre 160 y 180 kilos por el precio de 0.85 kilo de novillito de entre 351 y 390 kilos. En 2011 hacían falta 1.20 kilos.
Precios ajustados según Inflacionverdadera.com

Como decía mas arriba, el mercado está saturado de carne en un contexto en que el poder adquisitivo está pariendo mientras se desarrollan las paritarias. Sin embargo, la hacienda no baja. No baja en tanto la medimos en pesos corrientes. Si consideramos que los índices de precios al consumidor (no los del INdEC) suben a razón de un 20% anual, es claro que el sostenimiento de los precios de la hacienda son en realidad caídas. Es mas, hasta las subas, son en realidad sostenimientos, pero no llegan a recuperar precio, si los medimos en moneda constante.
Este aumento en los índices de precios, es la manifestación de la pérdida de valor de compra de los billetes, a la cual no llamaré inflación para no herir almas sensibles.
A modo de ejemplo, por la cantidad de pesos que le dan hoy a un engordador por vender un novillito gordo , hace dos años compraba el doble de productos en el supermercado. Por la cantidad de pesos que le dan a un criador hoy al vender un ternero de invernada, hace dos años compraba el triple de productos en el supermercado.
En coincidencia con esto, CICCRA, cuenta que el 75% del aumento de la producción en el último año se explica por la mayor faena de hembras. El negocio del criador ha empeorado mucho y ha dejado de retener las hembras de su rodeo, y guardarlas para futuras madres, y ha comenzado a mandarlas a engorde para faena.
Mirando al futuro, nada tiene pinta de cambiar. El mercado se llena de hacienda tanto porque los márgenes de la actividad empeoran, como porque la salida exportadora está tapada. Los márgenes empeoran arrastrados por la inflación de costos. La salida exportadora se cierra por el atraso cambiario.
Cuentan en el barrio que Inflación y Atraso Cambiario son hermanos, híjos de don Déficit Fiscal y fueron criados por sus tíos: doña Emisión Monetaria y don Cepo Cambiario. Como en la familia todos gozan de buena salud, no parece que el panorama pueda cambiar en breve.
Un paliativo a todas estas dolencias podría ser la eliminación de retenciones y cupos, algo que por el momento solo se insinúa, pero que no se concreta.
No quiero terminar sin recordar que esta situación de abundancia cárnica ya ocurrió antes, y fue la causante del subdesarrollo de la producción porcina y avícola de carne en nuestro país. En este contexto el maíz barato no podrá compensar durante demasiado tiempo la falta de mercados para los productores mas mimados por el modelo en estos años.

2 comentarios:

  1. Estoy pensando que la salida del precio de la hacienda vendrá de la mano de la devaluación controlada del tipo de cambio oficial...

    Sin embargo, la ganadería tiene 3 posibilidades:
    _Que aumenten los sustitutos (y se pasen más consumidores a carne vacuna)
    _Que se exporte más (con mejor tipo de cambio)
    _Liquidación feroz de vientres, que vuelva a bajar la oferta de terneros. (espero que esta no sea...)

    ResponderEliminar
  2. A las dos primeras no las veo, Potro. Ya las presagiaron varias veces y nada.

    ResponderEliminar