11 may. 2013

Situación actual de la ganadería de carne explicada en 3 gráficos

Gráfico 1: Precios promedios mensuales de haciendas especiales y buenas en el Mercado de hacienda de Liniers S. A.


Nota preliminar tranquilamente obviable:
La elección de las categorías del gráfico obedece a los siguientes criterios:
Novillitos entre 351 y 390 kilos. Machos livianos de consumo especial. Lo mas top!
Vaquillonas 391 a 430 Hembras de consumo especial, pero no tanto.
Novillos entre 431 y 460 De los pesados, los mas livianos.
Se muestran solo los 4 primeros meses de cada año, para descartar estacionalidades ocultas y no meter ruido con el resto de los meses, que no vienen al caso.
Obsérvese:
1-    La altura en general de todas las columnas crece entre 2011 y 2012 pero no entre  2012 y 2013. Le digo más: Si solo consideramos abril del 2012 contra abril del 2013, en este último tenemos precios promedios mas bajos.
2-    Tanto en 2011 como en 2012 los precios iban subiendo, mas o menos, desde enero hasta abril. En 2013 Todos suben hasta febrero y luego bajan. Si esperamos que, como en años anteriores, los precios suban hasta la entrada del otoño para luego ir bajando hasta la primavera, podemos decir que arrancamos tempranito, eh!

Gráfico 2: Precios promedios semanales de novillitos especiales y buenas en el Mercado de hacienda de Liniers S. A.


Nota preliminar tranquilamente obviable: Por razones ya explicadas, se toma el promedio de cotizaciones las 19 primeras semanas de cada año (El cual se representa con distinto color de línea).
Obsérvese:
1-    El salto entre líneas es similar año a año. La diferencia grande está en que en 2013 se corta la tendencia alcista en la semana 8 (Eso debe ser mas o menos, calculando a ojo a fines de febrero).
2-    No solo la tendencia alcista se termina mucho antes, además de la semana 10 en adelante las cotizaciones promedio de 2013 son menores de 2012.

Gráfico 3: Precios promedios mensuales de haciendas especiales y buenas en el Mercado de hacienda de Liniers S. A. ayustados por el índice de precios que informan los bloques opositores de… bla, bla, bla… Mas conocido como “Inflación Congreso” y que está disponible en La Nación Data (Pueden googlearlo).

Nota preliminar tranquilamente obviable: Para confeccionar este bonito gráfico (No me digan que no es una belleza) se usaron los mismos promedios del gráfico 1 (El que está mas arriba. Lo vio recién) ajustados por la antedicha “Inflación congreso” considerando el 1/1/11 como 100 (o diciembre del 2010, que supongamos que es lo mismo), y luego le vamos descontando la inflación de cada mes para ajustar el valor del dinero de hoy al poder de compra de dicho dinero en el momento inicial (ponele). Para mas datos sobre “Ajuste por inflación” supongo que en Wikipedia debe haber algo.
Si lo miran bien, faltan las columnas de abril del 2013. Es porque todavía no publicaron el dato de inflación.
Obsérvese:
1-    La altura en general de las columnas que representan los precios promedio bajan año a año, pero mucho mas entre 2012 y 2013 que entre 2011 y 2012.
2-    En los años anteriores, los precios subían en moneda constante hasta marzo; este año solo lo hicieron hasta febrero.

Resumiendo: 
El negocio ganadero se va al carajo.
Los precios de la hacienda cada vez pierden más feo contra la depreciación del peso frente a otros bienes y servicios (para no abusar del término inflación).
Esto se entiende fácil luego de ir al almacén, la verdulería, la veterinaria, la estación de servicios o al banco a pagar cualquier tasa, impuesto o servicio público: Los pesos en los cuales medimos el precio de la hacienda cada mes compran menos.
Lo novedoso, es que ya hasta midiendo con estos pesos que cada vez valen menos, los precios de la hacienda comienzan a ser menores en algunas categorías.
Que los novillos valgan cada vez menos no es casualidad.
Por un lado, cada vez se faenan mas vacas. Lo viene avisando CiCCRA hace varios meses. La vaca buena es la categoría de consumo popular que desplaza al novillo en este caso.
Como el consumidor local solo relaciona calidad de carne con tamaño del corte, y la costilla de vaca se parece bastante a la costilla de novillo… pueden imaginar el resto.
Por otro lado, el mercado de carnes está muy ofertado de pollo; que es el primer sustituto de la carne bovina.
Finalmente, la exportación (o sea donde deberían ir los novillos) solo representa el 8 o 9% de la carne producida (y bastante de eso no es carne, sino achuras). 
Como para exportar más haría falta sacar los ROEs, las retenciones, la brecha del tipo de cambio y ser un proveedor medianamente confiable (O sea, jubilar a Moreno), las chances de volver a exportar un mísero 15 son casi cero.
Como decía antes, se faenan mas vacas cada mes. Esto se debe a que el negocio para los criadores cada año deja menos dinero, y en algunos casos produce moderadas pérdidas. Eso, o los criadores decidieron ganar menos plata de la que podrían solo para demostrar que el sistema capitalista está equivocado y mandan sus vacas a faena porque se convirtieron al vegetarianismo militante.
Como para revertir esta situación haría falta frenar la inflación y exportar más (Ver párrafo anterior), las chances de recomponer la rentabilidad ganadera son cero o menos que cero (Suponiendo que tal cosa sea posible).

Comentarios finales: 
Puede que el amable lector urbano no comprenda por que, a pesar que la hacienda vale cada vez menos, él pague la carne cada vez mas. Dos cuestiones: Una, posiblemente el amable lector esté midiendo ese valor de la carne en pesos, los cuales cada vez valen menos. Ya he tratado el tema mas arriba. Otra, posiblemente el amable lector no tenga en cuanta cual porción de su sueldo va a parar a carnes y cuales a viáticos, impuestos, telefonía celular, etc. Es posible que esté gastando más o menos lo mismo de siempre, pero le cueste llegar mas a fin de mes por los aumentos de otras cuestiones. Otra más, implica considerar que desde que se vende la hacienda gorda hasta que llega al amable lector, pasa por algunos eslabones mas de la cadena de valor de la carne. Digamos que, además de comprar carne, está comprando fletes (O sea sueldos de camioneros, combustibles, repuestos para camiones, peajes, impuestos, etc.), la faena del animal (Nuevamente sueldos, seguros, energía eléctrica, mantenimiento de instalaciones, limpieza, seguridad, impuestos, etc.), otro flete mas corto desde el frigorífico hasta la carnicería y el desposte y venta final (O sea sueldos, alquileres, seguros, electricidad, limpieza, impiítos, etc.).
Puede que el amable lector colega ganadero tenga la misma sensación que yo en este momento: ¿Dónde carajo se metieron los genios de la planificación desarrollista, progresista, oficialista que decían que para exportar había que generar excedentes? ¿Eh?
¡Ahí tienen excedentes a bocha! Exporten ahora, manga de tagarnas.
No nos olvidemos que los paladines de la óptima asignación de recursos hicieron que en particular los maiceros, y toda la sociedad en general, bancara monetariamente el desarrollo de la avicultura y la chanchicultura ¿Adivine que va a pasar con ellos si sigue bajando el precio de la hacienda bovina? Ya es sabido: Lo mismo que le pasó a un montón de firlós que desaparecieron cuando dejaron de pagarles religiosamente las compensaciones. Y bueh… después piden más estado. Como si fueran a importar estado noruego o australiano.
Lo importante: 
Podremos contarle a nuestros nietos como era el sabor del asado de tira.

2 comentarios:

  1. La única salida para la ganadería es una devaluación del peso que haga más competitiva a la carne en el mundo, de manera que se pueda exportar... Esto podría pasar después de las elecciones.

    Si falla esto, entonces sólo nos salvará una escasés de hacienda, pero con esto se benefician muy pocos criadores porque significa que quedaron muchos en la lona... o están intentando subir a la lona...

    Este invierno el precio del gordo la va a pasar mal...

    Esperemos que el daño sea el mínimo...

    ilpotro.

    ResponderEliminar
  2. La devaluación era "segura" luego que Cristina ganara las presidenciales y, ya vez, acá estamos con tipos de cambio múltiples de hecho.

    ResponderEliminar