13 mar. 2013

El blues del someca





Desde el mas básico sentido común, la venta de maquinarias puede ser un indicador interesante de la realidad económica del sector agropecuario. Mas precisamente del sector agrícola, porque los ganaderos podemos pasar un rato largo con el mismo tractor. Ojo, no es que no nos gusten los fierros nuevos, es que por lo general los márgenes no dan pa tanto.
Esta semana aparecieron los datos de venta de maquinaria agrícola del INdEC. (Gracias al amigo Nicolás Razzetti que me los pasó por mail).
De la serie 2002 / 2012 de unidades podemos ver que la cosa se viene poniendo fresca:




Del 2007 para acá el número total de unidades viene cayendo parejito. Esto permite sospechar que:
  1. El sector está gastando menos guita cada año en uno de los rubros mas importantes: maquinarias.  
  2. En la cadena de la maquinaria agrícola (industria típicamente del interior del país) hay menos dinero cada año
  3. Si la tendencia no se revierte, en el futuro podemos encontrarnos con un parque de maquinarias envejecido, y por ende menos eficiente, que el actual.
Todo muy bonito, pero… ¿De cuantos pesos hablamos? Mejor no hablemos de pesos. Hablar de pesos con una inflación que anda en algún porcentaje entre el 10 y el 30 es convertir oxígeno en dióxido de carbono y vapor de agua por deporte.
Restricción a las importaciones mediante, los precios de las maquinarias han aumentado año a año bastante:



Cabe aclarar, por si hiciera falta, que no se trata de los precios de ningún fierro en particular, sino el precio promedio de los fierro vendidos. Por ejemplo: En tractores van los de todos las potencias y tracciones.
El dato no pierde validez por ello. Difícilmente cambie de un año a otro demasiado la participación de cada tipo de tractor.
Habiendo aclarado, sigo…
Ya que no podemos hablar en pesos, mejor hablemos de la relación insumo producto. Para ello tomo prestadas, sin permiso escrito, las series de precios que llevan los muchachos de AACREA:

 
En el último año la capacidad de compra de los tres principales cultivos ha bajado. Que es lo mismo decir que hacen falta mas toneladas de grano para comprar maquinaria. Para ser mas precisos: las maquinarias aumentaron mas que los granos.
Por otro lado, las relaciones de precios actuales no son malas, considerando los datos de la última década.
No hay que pensar demasiado en el tema: Hay otros egresos en el cálculo de rentabilidad agrícola para tener en cuenta: Impuestos, alquileres, demás insumos… todo resta.
Luego, podemos sospechar que reactivar la venta de maquinarias no pasará solo por mejorar el precio final y/o la financiación (que generaría que las líneas del gráfico anterior vuelvan a bajar). Además hará falta que el resto de los egresos bajen, o al menos se mantengan… y el precio no caiga. Demasiados planetas alineados…
Para no hacerla demasiado larga: Amigo industrial metal mecánico, ROEs y retenciones son tus enemigos también. Pensalo. No sea cosa que un día pase de moda esta pérdida de tiempo de vivir con lo puesto.
Ahora, me voy cantando:

Mi amor, la trilla convencional es fiebre,
es oración, cilindro, cóncavo y buena suerte
que esta invitando a zarandear.
Otra vulgaridad social igual,
siempre igual, todo igual, todo lo mismo...
 
Mi amor, la doble disco no es fantástica,
no es tormenta mental que da el rinde loco;
es cosecha gruesa y oscuridad,
y el chasquido del Vigía que quiere proteger
ese grito que no es todo el grito.
 
Mi amor, la doble tracción es fanática;
ha visto tanto peludo muerto,
tanto tolvero enloquecido,
que ya no puede soportar
la pendejada de que todo es igual,
siempre igual, todo igual, todo lo mismo... 

Adaptación libre, y sin capataz, de Blues de la libertad (Patricio Rey y sus redonditos de ricota)

No hay comentarios:

Publicar un comentario