1 mar. 2011

Supongamos que usted tiene un novillo.

Supongamos que usted tiene un novillo.
Supongamos que el novillo está gordo (digamos 445 kilos).
Supongamos que usted vende su novillo gordo al promedio del mes pasado de la categoría (8.198 $/ kg)
Esto le deja 3648 $ en el bolsillo antes de descontar gastos, impuestos, tasas, comisiones, etc.
Supongamos ahora que usted quiere seguir en el negocio. Debe comprar un ternero para volver a engordar. Para este ejemplo compremos uno de 170 kilos que vale (siempre hablando de los promedios del mes de febrero) 11.29 $/Kg o sea 1950 $ / cabeza.
Repasando: Primero usted tenía un novillo, luego 3648$ (menos gastos) y ahora tiene un ternero y 1698 $ (3648-1950) en el bolsillo.
Todo bien… pero para volver a tener su novillo gordo de 445 usted deberá meterle a su ternero de 170 kilos… 445 - 170 = 275 kilos. Para ello cuenta con 1698 $ (menos gastos de comercialización, impuestos, tasas, etc.).
Haciendo una cuenta simple: 1698$ / 275 kilos = 6.17 $/Kg Todos sus costos no pueden superar los 6.17 $/Kg ganado… salvo que piense sacar plata de otro lado pa terminar el novillo. Ojo… si usted supone que va a seguir subiendo el gordo… esto no tiene nada de malo… pero mejor saberlo de entrada.

Para ampliar un poco el panorama, veamos primero los precios de la invernada
Y de lo gordo
Para ahorrar tiempo, en la próxima tabla gráfico van todas las cuentas de las posibles combinaciones Gordo – Invernada
El gordo es la columna resaltada en gris y la invernada la fila resaltada en amarillo patito. El número que se encuentra en la intersección de cada fila y columna es el resultado de la cuenta Precio por cabeza del gordo menos precio por cabeza de la invernada.
Ahora… ese número no dice gran cosa a la hora de decidir un negocio… dividamos como en el ejemplo inicial la guita que tenemos en el bolsillo por los kilos que debemos ganar para volver a tener nuestro novillo gordo:
Aparentemente… de todos los negocios que podemos hacer… el Ternero gordo… es el menos mejor… salvo que recibamos un subsidio.
¡Caramba! ¿El mercado solo ha generado un peso mínimo de faena? Nah... eso solo lo puede hacer la intervención virtuosa de Papá Estado ¿No?
En busca de una mejor observación… eliminemos del gráfico esa fila y veamos que tal queda:
Observaciones: Por lo que parece es mas negocio arrancar de un novillito recriado que de un ternero liviano.
También parece que el peso final que mejor puede andar es el de 445 kilos…
Finalizando y para poner en perspectiva un poco estos números: Los firloteros hablan de un costo de engorde en terneros de 6 a 6.5 $ por kilo ganado usando silo y maíz propio, ergo: en este contexto es bastante complicado el encierre.
Todo lo dicho es relativo a variables difíciles de mensurar para casos generales, digo… en engordes cortos los gastos de comercialización tienen un peso mas determinante que los costos fijos… en los engordes largo al revés… estos números son meramente orientativos.
Espero se haya entendido... caso contrario... volveré a intentarlo el mes próximo.
Saludos.
PD: Todos los valores de invernada vienen de: http://www.entresurcosycorrales.com
Todos los valores de hacienda gorda vienen de: Mercado de Liniers S.A.
Si alguien quiere revisar las cuentas la planilla pueden bajarla acá.

3 comentarios:

  1. Creo que hay que manejar pasto, suplemento, y un final a todo firlot, es la forma de abaratar el engorde, verdeos quizas suplementos y se pdria terminar en encierre, esto mejoraria mucho las cuentas

    ResponderEliminar
  2. Vea don CTDVF, es lo que hacía mi abuelo y mi padre moltissimi anni fá. Engordaban a pasto y le daban el toque final con grano de sorgo o maíz y pasto seco, luego los subsidios distorsionaron todo, pero es el viejo sistema el que se mantiene (por ahora) saludos El Negro S.S.S.

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente... es como dicen don Anónimo y don Negro.
    El cuis de la cuestión está en que hasta que se adapte el modelo actual al modelo nuevo (o viejo, como quiera que sea) veremos varios desajustes en la oferta.
    Habrá que ver hasta donde la demanda se aguanta el chirlo.
    Saludos y gracias por comentar.

    ResponderEliminar